PAUL NASCHY Y CHAMBERÍ

May 27, 2022 | Cultura, Distrito, Pasado | 0 Comentarios

Sergio Molina hijo del recordado Paul Naschy y amigo de ‘El Organillo’ rememora el pasado chamberilero del cineasta

El pasado 24 de mayo de 2022 se descubría en la casa de mis padres una placa en la que puede leerse «en esta casa vivió Paul Naschy, Jacinto Molina Álvarez, actor, director, guionista y gran representante del cine fantástico español«. El ayuntamiento de Madrid reconocía así a un hijo de Madrid, pero sobre todo a un enamorado de su barrio, Chamberí.

La afición de mi padre por el cine viene de muy lejos en el tiempo, pero no en el espacio ya que en 1944 en un cine de barrio de los de antes, pudo ver «Frankenstein y el hombre lobo«, película protagonizada por Lon Chaney Jr en el papel del hombre lobo y Bela Lugosi en el del monstruo creado por Mary Shelley. Desde entonces han pasado casi 80 años en el que su barrio ha cambiado mucho, pero que no ha perdido su esencia.

Le gustaba mucho pasear por sus calles, acudir al gimnasio de toda la vida, el gimnasio Argüelles, bajar a desayunar a la cafetería Villa, justo debajo de su casa, o acercarse a dar un paseo por el parque del Oeste. Todo esto cuando no estaba viajando o en los rodajes que tanto tiempo lo mantuvieron lejos de casa, pero siempre volvía a su Madrid, a su barrio.

Recuerdo las anécdotas que me contaba por ejemplo de los autobuses que paraban en los bulevares para acudir al Metropolitano a ver a su Atleti, o de la cantidad de cines que había en la zona, como el extinto cine Bulevar que en tiempos fue una Bolera y donde conoció al infame Jarabo. Una vida entera en su Chamberí del que yo también soy parte.

Me he criado entre sus calles, con su gente y participando de las iniciativas del barrio, como fue el tiempo que estuve ligado a la Asociación Vecinal de Chamberí «El Organillo», donde jugué al fútbol cuando era un chaval y que tan buenos ratos me hizo pasar. Una asociación vertebra la comunidad y eso es lo que sentí el tiempo que estuve en contacto con ellos.

Ahora el nombre de mi padre tanto artístico como personal ya está ligado al barrio que lo vio crecer. Quiero agradecer a todos los grupos de la junta de distrito de Chamberí por apoyar esta iniciativa que seguro que le hubiera hecho mucha ilusión. Jacinto/Paul ya no puede verlo, pero seguro que allá donde esté se sentirá muy orgulloso del reconocimiento que ayer se le brindó en su ciudad.

Sergio Molina

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar: